Our Gallery

Warning: Undefined array key "data" in /usr/home/welfare.cat/web/wp-content/plugins/stamin-core/widgets/instagram_widget.php on line 53 Warning: foreach() argument must be of type array|object, null given in /usr/home/welfare.cat/web/wp-content/plugins/stamin-core/widgets/instagram_widget.php on line 53

Información de contacto

Carrer Muntaner, 298

617053757

info@welfare.cat

Calorías

 

En nuestro día a día necesitamos un aporte continuo de energía para poder desarrollar todas nuestras actividades. Desde las funciones vitales (como es el funcionamiento del corazón), hasta las actividades como el entrenamiento o bailar. Ésta energía que necesitamos la adquirimos de los alimentos que comemos, los cuales se descomponen en nuestro organismo en hidratos de carbono, grasas y proteínas. La mayoría de los alimentos proporcionan energía, pero en cantidades diferentes y en calidad diferente. Cabe resaltar que también existen alimentos que no proporcionan energía, se llaman alimentos acalóricos. La FAO determinó el julio como unidad de medida de energía, pero el público en general y la mayoría de los trabajadores de salud prefieren expresar la energía de los alimentos como kilocaloría. 
 
Calorías, kilocalorías, julios y kilojulios
En dietética, se toma como medida la kilocaloría que equivale a 1000 calorías. Asimismo se suele usar más el kilojulio, que equivale a 1000 julios. 1 kilocaloría equivale a 4.184 kilojulios y 1 kilojulio equivale a 0.239 kilocalorías. 
 
Balance entre el gasto y la ingesta energética
Cada persona tiene un requerimiento energético diferente, que representa la cantidad de energía proveniente de los alimentos necesaria para lograr un equilibrio en el balance energético para así mantener constante la masa corporal. En términos generales, si la dieta aporta más energía de la que se gasta, se aumentará de peso. De lo contrario, si es que aporta menos energía de la que se gasta, se bajará de peso. Pero esto no siempre es así y no está del todo correcto guiarnos solo del número de calorías. 
A partir de esto, salen los términos «superavit calórico» y déficit calórico». El superavit calórico quiere decir consumir más calorías de las que se gastan y el déficit calórico quiere decir consumir menos calorías de las que se gastan. Son una herramienta super útil para ciertos objetivos específicos. No es una estrategia ideal para todos, ya que podemos caer en el recuento exagerado de calorías que puede terminar acabando con nuestra salud mental y social. 
Dicho esto, todos en algún momento nos hemos tragado algunas mentiras relacionadas con la alimentación y ésta es una de las más grandes: todas las calorías son iguales. Sigue leyendo para saber porqué. 
 
Recuento de calorías 
Por esto y por lo mencionado anteriormente, el recuento de calorías representa una pérdida de tiempo en la mayoría de los casos. La calidad tanto de la comida como de las calorías es súperimportante. Un claro ejemplo de ésto son las grasas, ya que, comparándolas con el resto de nutrientes, son las que más energía aportan. La mayoría de las personas que cuentan calorías no consumen suficientes grasas saludables porque prefieren «ahorrarse» esas calorías, algo que resulta fundamental para la salud. La grasa prolonga la sensación de saciedad y ayuda a poner freno a los antojos, mejora el metabolismo y el aspecto de la piel, y contribuye a que el organismo asimile otros nutrientes, en concreto vitaminas A, D, E y K. Al centrarnos en contar las calorías, caemos en el error de centrarnos más en el número que en la calidad. Dejamos de tener en cuenta el hecho de que todos los alimentos, cuando se descomponen en macronutrientes (proteínas,carbohidratos y grasas), se metabolizan y se aprovechan de maneras distintas, por lo que cada macronutriente produce un efecto distinto en el sistema hormonal. Recordemos que salud no significa solo bienestar físico. 
Contar calorías puede ser un arma de doble filo que puede producir ansiedad y una mala relación con la comida. Un gran numero de personas que presentan desórdenes alimenticios comienzan contando calorías, pensando que es un hábito saludable, y es totalmente normal! Es muy difícil saber balancear el contar calorías con llevar una vida saludable a nivel no solo alimentaria, si no también social y mental.  La palabra «salud» es el estado de completo bienestar físico, mental y social! Por lo que si por contar calorías dejamos de lado nuestra vida social y la tranquilidad mental, es un indicador de que no estamos yendo por un buen camino.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked*